Blog

La esperanza en los fondos europeos para la transformación digital de Asturias

Durante estos primeros meses de 2021 hemos depositado nuestra esperanza en el estímulo que supone para la economía el plan de Fondos Europeos que se está configurando. Una inyección económica extraordinaria de 750.000 M€, junto a otros 1.074 billones del Marco Financiero Plurianual 2021-2027. Se ha anunciado que una parte importante de estos fondos, hasta un 33%, tienen por objetivo la transformación digital de la economía y la sociedad.

Desde su anuncio, el pasado año, se han venido desgranando diferentes planes estratégicos que dan forma a las principales líneas de trabajo impulsadas desde el Gobierno de España. Muchos de estos planes estratégicos anunciados hasta el momento por varios Ministerios, apuntan precisamente a la transformación digital. Son, por ejemplo, los planes nacionales de conectividad, impulso 5G o inteligencia artificial que han sido publicados a finales de 2020 o los planes de digitalización de las pymes o la Administración Pública, generación de competencias digitales o estrategia de España como nación emprendedora, lanzados a principios de este año.

El Gobierno de España, al igual que el resto de países miembros, tiene de plazo hasta el 30 de abril para presentar la Comisión Europea el plan nacional de recuperación. Para conformar ese plan, desde diferentes ministerios se han venido convocando varias Manifestaciones de Interés (MDI) que tienen por objetivo identificar proyectos tractores propuestos desde el ámbito privado. La tecnología y la digitalización están muy presentes en estas MDIs que han movilizado a las empresas abordando temas como la microelectrónica, las tecnologías de comunicación, el transporte sostenible y digital, redes eléctricas inteligentes, conectividad, ciberseguridad o integración de la inteligencia artificial en las cadenas de valor.

Estamos ante una gran oportunidad que debe ser aprovechada al máximo, en beneficio de la sociedad de la próxima década. Sin embargo, la historia nos dice que no siempre es posible ejecutar esta capacidad inversora de la UE. Por poner un ejemplo, de la última edición de los conocidos fondos FEDER, apenas se ha conseguido ejecutar el 40% de los fondos disponibles para Asturias (Fuente Comisión Europea). Es una situación que se reproduce de forma similar en todo el territorio nacional y en todos los sectores, pero resulta muy preocupante en el ámbito de la transformación digital, dada su limitada experiencia en la región.

¿Qué es necesario para aprovechar al máximo la oportunidad histórica que suponen los fondos europeos?

En primer lugar, es imprescindible disponer de un Plan Asturias Digital exhaustivo, de máxima calidad, que esté alineado con los planes estratégicos nacional y europeo y que priorice las líneas de actuación y aterrice las iniciativas que pueden tener más impacto en la economía asturiana. La competencia es fuerte tanto entre comunidades autónomas como entre países de la UE y Asturias debe posicionarse en dominios clave apalancándose en sus mejores capacidades. Por otro lado, es deseable que en la elaboración de este plan y priorización de proyectos estratégicos se cuente con la participación activa del sector privado, del sector tecnológico y también de la sociedad civil. La red de talento de Compromiso Asturias XXI puede aportar una visión desde el exterior muy importante parar alinear fortalezas y oportunidades globales en este Plan Asturias Digital.

Es vital que las empresas asturianas se incorporen a los ecosistemas de innovación que se están conformando a nivel nacional y europeo en materias clave como la inteligencia artificial, las plataformas cloud, la tecnología IoT, el 5G o la ciberseguridad. Esto no siempre es fácil, teniendo en cuenta que las grandes compañías tecnológicas, con capacidad tractora en los grandes proyectos tecnológicos, no tienen generalmente sus centros de decisión en Asturias. Es por ello que resulta necesario hacer un gran esfuerzo de promoción del sector tecnológico y del emprendimiento asturiano a nivel nacional e internacional, con foco en las grandes compañías con capacidad de inversión.

El Plan Asturias Digital debe ayudar a alinear el ecosistema de emprendimiento asturiano con los vectores de crecimiento estratégicos al tiempo que dirigir inversiones hacia activos que den soporte a este ecosistema mediante hubs de innovación, centros de co-working para startups, centros de demostración para las nuevas soluciones tecnológicas, por poner algunos ejemplos. El refuerzo de la figura de los cluster tecnológicos puede ayudar también a unir esfuerzos y dar mayor visibilidad al ecosistema asturiano en el exterior.

Todas estas medidas deben ir acompañadas de una campaña activa de promoción del ecosistema tecnológico y emprendedor asturiano en los centros de decisión empresariales y públicos en todo el país. Y será importante en este punto, por cierto, dar la visión de un ecosistema asturiano unido, sólido y profesional que mira al futuro, dejando a un lado diferencias entre municipios.

Por último, resulta de suma importancia que las administraciones públicas nacionales y locales proporcionen la máxima transparencia para facilitar el acceso a los fondos y simplificando al máximo la burocracia para su ejecución, especialmente para empresas de tamaño mediano y pequeño. Ideas como servicios de asesoramiento, ventanilla única para la tramitación o mecanismos de seguimiento del proceso de adjudicación pueden ayudar mucho en este sentido.

En definitiva, tenemos a la vista una oportunidad histórica que, sin embargo, puede no ser totalmente aprovechada si no se dan rápidamente los pasos necesarios tanto a nivel estratégico como táctico y operativo. Son necesarios planes, estrategias, proyectos, priorización, foco, alineamiento de intereses públicos y privados y también participación activa de la sociedad civil.

Esperemos que no dejar escapar esta gran oportunidad para Asturias.

Roberto Diaz Estrada

Think Tank Tecnología Compromiso Asturias XXI

 

 

 

Publicar un comentario