Diego Canga Fano – Presidente de Honor de CA XXI

Diego Canga Fano – Presidente de Honor de CA XXI

Compromiso Asturias XXI se gestó en mi cabeza durante las Navidades de 2006. Estaba paseando tranquilamente por Oviedo cuando, en un espacio muy breve de tiempo, saludé a tres personas que también llevaban años trabajando fuera de España y que volvían a casa en esas fechas. Tuve la sensación de que había mucho talento asturiano desperdigado por el mundo y que sería útil buscar el modo de agrupar ese talento para que beneficiase a Asturias. El resto es bastante conocido: se fundó la asociación en mayo de 2008 y, más de una década después, Compromiso Asturias XXI sigue creciendo y gozando de una excelente reputación entre la sociedad civil asturiana.

La mayoría de las empresas e iniciativas nuevas suelen fracasar o perder fuelle a los dos o tres años de ser creadas. Creo que hay varios motivos que explican la buena salud y el crecimiento constante de la asociación.

En primer lugar, el pilar esencial del funcionamiento de Compromiso Asturias XXI es el altruismo. El compromiso con Asturias es precisamente el de poner al servicio de la región nuestro conocimiento y experiencia adquiridos fuera del Principado sin pedir nada a cambio. En una sociedad como la asturiana, tan acostumbrada a poner etiquetas a cualquier colectivo, era importante preservar la independencia y el carácter apolítico de Compromiso Asturias XXI desde el inicio. Mucha gente se sorprendía que nosotros no pidiéramos nada sino que ofreciéramos algo y desinteresadamente. Este talante ha ayudado mucho a forjar el prestigio de la asociación.

En segundo lugar, hemos cuidado mucho la comunicación exterior de nuestras actividades con un gran trabajo desde la oficina en Oviedo. La verdad es que los medios de comunicación asturianos siempre han dado muy buena cobertura a nuestras iniciativas y eso es de agradecer. Hablando con muchos periodistas cuando estaba al frente de la asociación, ellos me decían que veían en nosotros aire fresco que venía de la sociedad civil y una forma distinta de hacer las cosas. El éxito de Compromiso Asturias XXI no se explica sin ese gran apoyo recibido en prensa escrita, radio, televisión y redes sociales.

Y por último, aunque esté feo decirlo, el grupo humano era y es muy bueno. La colaboración por una causa común se ha convertido en gran amistad. Cuando tienes buenos jugadores los equipos suelen ganar. Cuando los ingredientes son buenos generalmente la comida está rica. Las personas que formábamos el núcleo duro de Compromiso Asturias XXI, siempre nos hemos llevado muy bien y hemos remado en la misma dirección. Es más: en poco más de una década ya ha habido tres presidentes y cambios notables en el órgano de dirección y la asociación sigue creciendo con armonía. En una época en la que abunda eso de aferrarse al puesto, me llena de satisfacción que las transiciones en nuestra asociación se lleven a cabo con una naturalidad ejemplar.

He dedicado muchas horas a Compromiso Asturias XXI y a veces me pregunto cuánto hemos sido eficaces en mejorar la vida en Asturias. El tiempo seguramente lo dirá. Con la edad uno aprende a correr maratones y a esprintar menos. En mi caso, trabajo hace casi tres décadas en la UE y he aprendido también que el “soft power” es frecuentemente más eficaz que el “hard power”. Es decir, creando influencia, liderando con el ejemplo, poniendo ideas concretas encima de la mesa o ayudando a los jóvenes a encontrar su primer empleo, también se cambia positivamente Asturias.